ruido

Desde hace unos días se vienen adelantando cuestiones puntuales sobre la nueva programación de la CRTVE a partir de septiembre, generando ruido más que otra cosa, porque la verdad es que aún no se ha dado el primer paso para ello, informar a la parte social y acordar una nueva programación en la que toda la plantilla en RTVE debería de estar implicada.

No es así como se hacen las cosas, porque el primer paso que tiene que dar la dirección es reunirse con la representación social, exponer sus planteamientos e ideas para debatirlas y acordar un plan para la próxima temporada. Todas las manifestaciones que se hayan podido hacer hasta el momento respecto a la nueva programación, a espaldas de los trabajadores y trabajadores de la CRTVE, no son más que ruido.

Un ruido que genera inquietud y rumores entre la plantilla, algunos fundados y otros elucubrados, pero que en cualquier caso solo sirven para minar la moral y aumentar la ansiedad de cuantos se van a tener que enfrentar a la tarea de llevarla a cabo sin más información que la rumorología. Desde UGT no vamos a entrar en disquisiciones ni valoraciones sobre los rumores y avances de esa nueva programación, principalmente porque nada de eso existe hasta que sea tratado con la representación social, y lo que EXIGIMOS es una reunión donde se nos traslade TODA la información al respecto, y donde prime la voluntad de acuerdo y consenso por todas las partes. Esto, que debe de ser así SIEMPRE, aún es más urgente como primer paso en estos tiempos de pandemia, porque no podemos olvidar que el COVID-19 está y seguirá estando presente en nuestra sociedad cuando arranquemos esa nueva programación.

No obstante, es mucho el ruido que generan algunas cuestiones en las que sí queremos dejar muy clara nuestra posición. En primer lugar, la nueva programación matinal que afectará a todos los centros de producción: Madrid, Cataluña y Canarias. Un ruido preocupante, porque no sería la primera vez que se intenta obviar por la puerta de atrás que el Mandato Marco y la legislación OBLIGA a que TODOS nuestros contenidos informativos, el cien por cien, sean producidos con los recursos propios técnicos y humanos de los Servicios Informativos de la CRTVE. Desde UGT no vamos a consentir que no se cumpla con esta exigencia legal tan necesaria para el servicio público que RTVE presta, queremos saber qué planes tiene esta dirección para la programación matinal.

También queremos poner el acento en la supuesta intención de la dirección de modificar los informativos territoriales y sus franjas horarias, porque nos parecería tremendamente injusto, para la CRTVE en su conjunto y para los trabajadores y trabajadoras de los Centros Territoriales y Unidades Informativas en concreto, que se recortara en total el tiempo de emisión de los informativos territoriales. Eso sería INADMISIBLE. En primer lugar, porque la información de proximidad y local es una parte ESENCIAL del servicio público que RTVE presta a la ciudadanía, y en segundo lugar porque los trabajadores y trabajadoras de los CC.TT. y UU.II. vienen realizando un tremendo esfuerzo por mantener sus informativos y dar un buen servicio a la sociedad de sus comunidades o ciudades autónomas, un esfuerzo que no puede ser pagado recortando esos servicios. UGT en ningún caso va a permitir que se reduzca el tiempo de nuestros informativos territoriales en conjunto ni que se merme el servicio público que nuestros compañeros y compañeras prestan a la sociedad.

Pero los trabajadores y trabajadoras de los CC.TT. y UU.II. no sólo soportan el ruido que genera no saber en qué van a quedar sus informativos, también se habla de su participación en rtve.es, y pueden estar seguros de que UGT solo apoyará que se aumente la carga de trabajo ampliando su papel a los medios digitales si ello va acompañado del correspondiente incremento de medios técnicos y humanos para llevarlo a cabo. Este es un claro ejemplo de lo mal que se están haciendo las cosas, porque estamos seguros de que los trabajadores y trabajadoras lo acogerían con entusiasmo si se hubiese generado información y consenso respecto a este tema, en vez de ruido, porque llevan demasiado tiempo demostrando que son excelentes profesionales que luchan cada día por dar más y mejor servicio público. Pero en vez de conocer cómo y de qué manera se va a afrontar esa labor, y sobre todo con qué y con quiénes, les llegan campanas que inquietan, y en vez de saber con certeza lo que se ha informado y acordado con sus representantes les llegan un sinfín de versiones y variantes del posible hecho. Demasiado ruido.

Desde UGT EXIGIMOS que se informe a la parte social de todos los planteamientos de la dirección respecto a la nueva programación, y que abordemos cuanto antes la tarea de acordar todos sus puntos y articular sus implicaciones, tanto a nivel laboral como en lo que respecta a la lucha frente al COVID-19. Estos son momentos difíciles para toda la sociedad, en los que RTVE tiene que ser ejemplo de unidad y de buen hacer, pero el ruido no es el camino.

Consulta o descarga esta hoja Unión en formato impreso [ PDF ]

Scroll to top